Novedades

29 junio, 2020

El primer bicentenario de la independencia de Santa Fe

Por Esteban Mario De Lorenzi.

Extracto del prólogo del libro EL PRIMER BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA DE SANTA FE – UN TEMA OSCURECIDO POR LA HISTORIA OFICIAL”

Para los santafesinos, como para los cordobeses, entrerrianos, correntinos y misioneros, hoy deberíamos festejar los 205 años de la declaración independentista. Efectivamente, el 29 de junio de 1815 estos pueblos en el Congreso de Oriente declaran la emancipación de España y de toda otra potencia extranjera, concretándose la primera manifestación formal de estos históricos acontecimientos.

Ello no significa bajo ningún concepto devaluar al Congreso de Tucumán, éste es un complemento vital del primero que posibilitó concluir en todo el territorio, hoy argentino, nuestra definitiva independencia.

Desde nuestros orígenes Buenos Aires utiliza todos los recursos disponibles para mantener el poder, ejerciendo la antigua práctica que nos enseña la historia: dividir para gobernar.

Debemos destacar que esta magna declaración independentista se produce un año y diez días antes que se realizara una manifestación similar en el Congreso reunido en San Miguel de Tucumán en 1816. Es inaceptable que la historiografía oficial permanentemente la oculte. Pero es más preocupante que las provincias que participan en el Congreso de Oriente poco o nada han hecho para que trascienda.

El justo festejo de los 9 de Julio, no nos puede hacer desconocer que hubo una declaración previa de igual tenor, de una gran parte del territorio que hoy conforma nuestro país. ¿Por qué este recuerdo es tan disímil?. ¿Por qué la historia oficial lo ocultó?. Sin dudas, por colisionar abiertamente los designios políticos de quienes se beneficiaban económicamente con el puerto-aduana de Buenos Aires. El puerto de Montevideo era una competencia muy peligrosa para sus lucrativos negocios.

Como santafesino, es preocupante y entristece que en NUESTRA PROVINCIA, SUS MUNICIPIOS Y ESCUELAS, HOY PASE INADVERTIDO ESTE HISTÓRICO ACONTECIMIENTO, al no recordarlo en la forma que merece. Otra vez más, se maltrató a la historia vernácula.

El silencio, ya sea por desconocimiento o por omisión interesada, no nos permite conocer adecuadamente nuestro pasado, conllevan la imposibilidad de vislumbrar mejor el futuro. Sobre todo aprender de los errores cometidos en el ayer. Las enseñanzas de la historia nos deben servir para superar los escollos que generalmente se vuelven a repetir en el devenir de los pueblos.

La clásica historia oficial, escrita y pensada desde Buenos Aires, a través de Bartolomé Mitre, Vicente Fidel López y sus continuadores, resalta la visión de la historia ideal, necesaria para ellos, quizás, para ensalzar sus propias vanidades.

En definitiva, la “historia oficial” escrita por los mismos protagonistas de los hechos históricos fue armada, en muchos casos, para justificarse. Desprestigiando al enemigo contemporáneo, se alaban así mismo.

En el otro extremo los historiadores a ultranza revisionistas, hicieron exactamente igual que aquéllos a quienes detestaban, cometiendo idénticos excesos, incluso en muchos de ellos, para pretender justificar su acción política o las ideas del momento.

Basta de historia oficial o fanática revisionista. La historia nos pertenece a todos, la queremos tal cómo es, con personajes reales, no idealizados.

El país no puede carecer de una historia verosímil ni puede presentar dos versiones contrapuestas. No se trata de acuñar un tipo definitivo de historia. Se trata simplemente de la verdad de los hechos, la pura realidad, y no la tergiversación de los acontecimientos para beneficio propio.

Las luchas intestinas que tanto daño nos hacen, esa división del pueblo argentino fundadas en la intolerancia, pero fundamentalmente llegando a su exacerbación sintetizada en el odio, en el desprecio por quien no piensa igual. En un país que se precie de tal, no se puede ser enemigo del contrincante, a lo sumo es sólo un adversario que obra o piensa distinto.

FELIZ DÍA DE LA INDEPENDENCIA SANTAFESINA.

Publicaciones
Acerca de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *